Cuando da comienzo un año nuevo, hacemos balance de cómo ha sido el año que dejamos atrás. Nos proponemos  metas y objetivos en ese nuevo año que entra. Algunos objetivos son más realistas y otros los tendremos que ir moldeando tal cual va avanzando el año a otros con más posibilidades de conseguir.

Hoy, 1 de enero de 2019, yo os quiero dedicar un texto en el que para mí se resume a la perfección todos mis deseos para vosotros.

Feliz 2019 a tod@s!

«No te deseo un año maravilloso donde todo sea bueno. Ese es el pensamiento mágico, infantil, utópico. Te deseo que te animes a mirarte, y que te ames como eres.

Suficiente amor propio para pelear muchas batallas, y la humildad para saber que hay batallas imposibles de ganar. Por las que no vale la pena luchar. Te deseo que puedas aceptar que hay realidades que son inmodificables , y que hay otras, que si te mueves del lugar de la queja, puedes cambiar.

No te permitas los «no puedo» y que reconozcas los «no quiero». Te deseo que escuches tu verdad. Que la digas, con plena conciencia de que es sólo tu verdad, no la del otro. Que te expongas a lo que temes, porque es la única manera de vencer el miedo. Que aprendas a tolerar las «manchas negras» del otro, porque tú también tienes las tuyas, y eso anula la posibilidad de reclamo.Que no te condenes por equivocarte. No eres todo-poderoso. Que crezcas, hasta donde y cuando quieras. No te deseo que el 2019 te traiga felicidad. Te deseo que logres ser feliz, sea cual sea la realidad que te toque vivir». Mirta Medici.

 

 

 

CITA PREVIA