Síntomas

  • ANSIEDAD Y ESTRÉS

Tanto la ansiedad como el estrés son respuestas normales y adaptativas en la vida de las personas.  Surgen como respuesta  a acontecimientos en los que nos sentimos en peligro. La respuesta que tenemos ante un estímulo o situación depende más de cómo vemos a tal estímulo o situación que de la naturaleza propia de este/a. Cuando la ansiedad dificulta o paraliza el rendimiento,  comienza a ser desadaptativa y perjudicial para el individuo. Esto provoca sufrimiento lo cual dificultará la resolución de los conflictos. Si sientes que el nivel de estrés o ansiedad está limitando tu vida y el malestar es tan intenso que te paraliza o dificulta realizar tu día a día de forma satisfactoria, es importante que pidas ayuda. Puedo ayudarte.

 

  • TRISTEZA Y DEPRESION

El estado de ánimo deprimido es una de las condiciones de malestar psicológico más frecuentes a día de hoy en los seres humanos. Está caracterizado por sentimientos de tristeza, acompañado por una pérdida de interés por las cosas. Esto es algo a lo que hay que hacer caso ya que, puede llegar a interferir enormemente en la vida de quien los sufre. Si te encuentras en esta situación, es importante que pidas ayuda. Con la psicoterapia podremos lograr que te vayas encontrando mejor, adquiriendo herramientas que te servirán en tu día a día. Podrás lograr con el trabajo en terapia un mayor estado anímico, aumento de energía, y en definitiva, mejor funcionamiento a nivel general en todas las áreas afectadas por esto.

 

  • CRISIS VITALES

A lo largo de la existencia de cualquier individuo, se dan dificultades para atravesar determinados acontecimientos que se escapan en menor o mayor medida a nuestro control. Normalmente, suelen iniciarse como consecuencia de algún cambio trascendental.  Algunos pueden el desempleo, un cambio o mejora laboral, un parto, enfermedades físicas, un divorcio, la jubilación, etc. No es necesario que pases tu solo cargando todo el peso de estas etapas, con ayuda de un especialista el proceso será más liviano.

 

  • DUELO

El duelo es un conjunto de emociones, pensamientos y conductas que aparecen a raíz de la pérdida de algo o alguien que queremos. Es decir, no siempre tiene que ir relacionado con la pérdida de una persona, el duelo puede ser debido a una separación, por ejemplo.

Es una respuesta normal y adaptativa del ser humano ante una pérdida importante. El proceso de duelo habitualmente tiene 3 partes. En primer lugar, la fase de evitación y finaliza con la aceptación. Normalmente, toda persona pasa por todas las etapas del duelo aunque no tiene por qué ser de igual forma. La intensidad y duración dependerán de las circunstancias de este (si este ha sido esperado o inesperado..). Durante este proceso, pueden aparecer sentimientos de ira, tristeza, culpa, incredulidad o malestar físico. Si bien es cierto que algunos sentimientos y conductas pueden durar toda la vida, hay que prestar atención a la durabilidad, ausencia o retraso en la aparición del duelo. De esto dependerá si es un duelo adaptativo o no. En estos casos, es aconsejable acudir a un especialista para recibir tratamiento psicológico.

 

  • TRASTORNOS DEL SUEÑO

El sueño es una función orgánica imprescindible para un buen estado de salud. Es un proceso fisiológico y natural de nuestro organismo. Existen muchas causas que pueden provocar dificultades en la calidad y cantidad de sueño. Es por ello muy importante consultar nuestras dificultades específicas de sueño a un profesional. Los trastornos del sueño es una problemática que afecta a gran número de individuos, aumentando con la edad y estando asociados con otros problemas psicológicos a medio/largo plazo (depresión, ansiedad…) y consecuencias a corto/medio plazo como dolores de cabeza, irritabilidad, fatiga o embotamiento. El sueño es reeducable y con pautas podemos crear unas condiciones óptimas para lograr corregir conductas y acciones que están perjudicando su calidad, así como el tratamiento de preocupaciones que afecten.

 

  • PROBLEMAS ALIMENTARIOS

Si bien es cierto que el tratamiento de problemas alimentarios es necesario que se lleve a cabo por un equipo multidisciplinar, desde la psicoterapia se trabaja con un plan de tratamiento para reemplazar pensamientos y conductas destructivas por otras más positivas. Es clave trabajar de forma conjunta psicólogo y paciente para explorar los problemas psicológicos subyacentes al trastorno de alimentación. Además, es muy importante trabajar con el núcleo familiar por la repercusión que esto suele tener en él.

 

  • CRECIMIENTO PERSONAL

Aunque los problemas cotidianos no te ocasionen un excesivo malestar, no por ello no puedes sacar un aprendizaje de ellos. Esto te servirá en tu proceso de crecimiento personal. Muchas de las dificultades con las que nos encontramos de adultos y que nos impiden avanzar las hemos adquirido en nuestro proceso evolutivo emocional dentro del ambiente en el que hemos crecido.

Un crecimiento personal será más óptimo a medida que vayamos sanando las heridas emocionales del pasado que nos condicionan inconscientemente. En psicoterapia se trabaja sobre aquellos ámbitos de tu vida que quedaron dañados por las experiencias y el aprendizaje adquirido. Se potencia tus fortalezas y se trabajan tus debilidades para que las puedas mirar con autocuidado, fortaleciendo la autoestima.

¿Crees que tu autoexigencia te juega malas pasadas?, ¿Tienes conflictos en tu entornos que no sabes cómo manejar? ¿Te dices muchos “debería o “tendría que…”?

El trabajo personal te permitirá conectar con todo tu ser para aumentar tu conciencia y trabajar de lo que crees ser a lo que realmente eres. Conócete, acéptate y mejórate.

 

  • FOBIAS Y MIEDOS

En terapia tendrás un espacio para trabajar con aquellas fobias o miedos que en menor o mayor medida te preocupan y dificultan tu bienestar. Todo miedo o fobia que paralice tu día a día, es importante tratarlo. No es necesario vivir con ellos.

CITA PREVIA